La incapacidad laboral es una figura jurídica que ampara aquellas situaciones en que por razones de enfermedad o accidente una persona ve afectada su capacidad para seguir desempeñando su trabajo. Estas situaciones pueden inhabilitar la realización de una parte del trabajo o la totalidad del mismo. 

Hay varios tipos de incapacidad, según el tiempo o el grado de la misma. Hay incapacidades temporales que suponen que el trabajador no podrá desempeñar durante un periodo determinado su trabajo y precisará de la asistencia de la Seguridad Social a través de su servicio de sanidad.

En segundo lugar están las incapacidades permanentes, lo que significa que el trabajador no podrá volver a realizar el trabajo que tenía.

Y por último se encuentran las lesiones permanentes no invalidantes derivadas de accidentes laborales que suponen una merma en su integridad física.

Sea cual sea tu caso, contacta con nosotros te aseguramos una reclamación exitosa para ti.

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lee y acepta nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted