Cuando hablamos de liquidación nos referimos a la cuantía que la empresa tiene que dar al trabajador cuando finaliza su relación laboral con la misma.

Para hacer el cálculo es necesario hay que tener en cuenta la fecha de alta del trabajador en la empresa y la fecha de baja. También hay que contabilizar los contratos temporales, si los hubiera. El segundo elemento que necesitamos es el salario bruto de la última nómina.

En el finiquito hay que incluir el salario de los días trabajados a lo que hay que añadir las vacaciones no disfrutadas y la parte proporcional de las pagas extraordinarias.

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lee y acepta nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted